Reescritura

Durante largo tiempo los escritos de los filósofos no estaban exactamente dirigidos a las mujeres o, en todo caso, lo eran solo en referencia a las labores tradicionales de ama de casa, esposa o hija.

Desde hace años, a raíz de la lectura de Historia de la sexualidad de Michel Foucault me nació una inquietud al advertir que conceptos como enkrateia (a grandes rasgos la dinámica del dominio de una/o misma/o por sí misma/o) o «templanza» adquirían un valor muy diferente según se aplicase a hombres o a mujeres. Asimismo, que los escritos estaban dirigidos a los varones y había aspectos que no eran aplicables del todo a nosotras. Me pregunté cómo sería leer dichos textos si estuviesen escritos para el sexo femenino.

La apropiación de lo que se lee no tiene por qué terminar al cerrar el libro o la pantalla, de ahí que me pareció lúdico y refrescante llevar a cabo el ejercicio de reescribir lo escrito por otros. Hay textos que al proveerlos de una vertiente femenina y feminista adquieren otro valor.

Esta es la reescritura feminizada de textos diversos como un ejercicio de reflexión:

  • MARCO AURELIO (2015). Meditaciones. [Trad. Miquel Dolç]. Barcelona: Taurus.
  • LAO ZI (2002). El libro del tao. [Trad. Iñaki Preciado Ydoeta]. Barcelona: RBA.

MEDITACIONES (INTERVENIDAS), LIBRO I

MEDITACIONES (INTERVENIDAS), LIBRO II

MEDITACIONES (INTERVENIDAS), LIBRO III

MEDITACIONES (INTERVENIDAS), LIBRO IV